No tengas prisa…

No tengas prisa…

[Total:1    Promedio:5/5]

No tengas prisa. Saborea este momento, este instante, el primer café de la mañana, la última copa de la noche.

No tengas prisa en el mañana, en el próximo mes, en el próximo año.

No quieras resolver hoy toda tu vida, no, al menos no quieras vivir demasiado.

No quieras hacer planes en el futuro olvidando lo que debes hacer hoy.

No corras, ya ocurren las cosas demasiado rápido a nuestro alrededor, así que tú no. Tu no vayas deprisa, no corras.

No quieras resolver tu futuro hoy. Eso solo un domingo, un domingo por la tarde.

No dejes de vivir pensando en el mañana. Aprovecha el hoy. Aprovecha este momento. Deja de leerme (si quieres) y aprovecha estos minutos de vida.

No tengas prisa por el futuro, por acabar la jornada en el trabajo, por acabar de cenar, por acabar tu serie favorita.

No quieras tantos finales. Concéntrate en el ahora, en el medio de tu mitad, en el centro de tu mirada.

No pienses en lo que pasó, en lo que pasará o en lo que nunca vendrá.

No tengas prisa por vivir mucho, céntrate en vivir bien. En amar cada instante de tu vida como si fuera el último.

Pero no te estreses, no te agobies. Lo estás haciendo bien.

No puede ser de otra manera. Solo mantén la calma, no tengas prisa y siente y ama cada paso de tu vida. Solo así, la vida te sabrá a poco.

Es como ese momento. Esa décima de segundo en la que subido a un vagón de una montaña rusa ves la caída que te espera.

Esa milésima en la que caerás al vacío en ese parque de atracciones.

Ese momento en el que la noria sigue girando.

dba09a24f8e84095e396fb14895393ebAsí es. Así es esa adrenalina que sientes.

Ese miedo a lo desconocido. Ese sentimiento de culpa pero de querer más. Sí, arriésgate, móntate en la montaña rusa, en la noria, en la caída libre.

Cuando dudas, cuando no sabes que hacer, si seguir a tu cabeza o a tu corazón, montarse en la montaña rusa es siempre la respuesta, arriesgarse es siempre la respuesta.

Pues eso. No dudes, no pierdas el tiempo pensando que lo que podría haber sido, en lo que fue o en lo que no será. Arriésgate. Si vuelves a sentir de nuevo esa adrenalina no la dejes escapar.

No dejes de sentir esa emoción en el estómago, esa sensación que todos hemos sentido alguna vez de niños (o no tan niños) en un parque de atracciones.

Será amor para siempre o solo para un rato.

 

Pero será amor. Será emoción, será riesgo y será adrenalina.

Será aprovechar la vida. Será aprovechar cada uno de los días que nos quedan para que nunca podamos arrepentirnos de no haber subido a aquella noria.

Asun Vidal.

Escribir un comentario

*

Llamar Visa
Llamar 806