Nadie pierde por dar amor, pierde quien no sabe recibirlo

No existen emociones desesperadas, sino una intensidad desajustada ¿Cómo estás? Una pregunta con gran valor Recuerdos felices de infancia, clave de la salud psicológica Nadie pierde por dar amor, porque ofrecerlo con sinceridad, con pasión y delicado afecto nos dignifica como personas. En cambio, quien no sabe recibirlo ni cuidar …

Seguir LeyendoNadie pierde por dar amor, pierde quien no sabe recibirlo