Nuestra Señora de Fátima. ¿Lo sabias?

En medio de esa luz apareció una nube en forma de un joven que les dijo: “¡No temas, yo soy el Ángel de la Paz. ¡Ora conmigo!” El ángel se arrodilló en el suelo y se inclinó muy bajo. Los niños imitaron al ángel y repitieron sus palabras tres veces: “Dios mío, creo, adoro, espero, y te amo.”

Llamar Visa
Llamar 806
Abrir chat
Escríbenos por WhatsApp
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by