San Valentín 2019 según los astros: ¿qué tenemos que aprender en esta temporada sobre el amor?

San Valentín 2019 según los astros: ¿qué tenemos que aprender en esta temporada sobre el amor?

[Total:1    Promedio:4/5]

Desde la antigüedad, los días previos al 14 de febrero son propicios para mover las energías amorosas.

Empleemos toda la energía de los astros y la magia de este día para sentir el amor y ser más felices.

Todos los 14 de febrero, San Valentín nos llega con el Sol en Acuario, signo que no corresponde a la experiencia amorosa personal sino a la colectiva: Acuario es la información que podemos transmitir y recibir dentro de un grupo, es lo diferente, es mental y desapegado.

Este signo no tiene nada de amor monogámico, romántico y heterosexual sino que representa todas las posibilidades de vinculaciónlas que podés imaginar y las que están por inventarse también.

El día de San Valentin es para renovar, quizás, los votos de amor con uno o una misma y con el otro o la otra, porque en lo desconocido siempre hay más amor por encontrar. No por nada es Piscis (el amor universal) el signo que le sigue en el zodiaco.

Este mismo 14 encontramos a Venus en camino a una conjunción con Saturno en Capricornio, que va a ser exacta cuatro días después, lo que nos señala que no es un tiempo para la idealización afectiva sino para ser concretos y reales: tengo que poder ver y tocar este vínculo y sus manifestaciones para poder disfrutarlo. Las promesas potenciales de amor propio o ajeno vamos a dejarlas de lado.

Especialmente porque en Capricornio el trabajo es hacer del disfrute mi ley, y tener la felicidad por toda ambición.

Lo que también hace significativo este día es que la luna transitará el signo de Géminis reforzando no sólo la experiencia de desapego que Acuario nos regala, sino por sobre todo invitándonos al diálogo.

Hablar con otro, otra o con una o uno mismo es un gran ejercicio si hacemos el esfuerzo de hacerlo con claridad y precisión, evitando  las palabras que den lugar a la confusión.

Aprendizajes para cada uno de los signos

Los signos de aire y fuego (Aries, Géminis, Leo, Libra, Sagitario y Acuario) son los que pueden llegar a experimentar todo lo anterior con mayor intensidad, especialmente porque la luna en un signo de aire trae la emoción como complemento necesario para quienes son muy mentales.

Eso no excluye que los signos de agua y tierra no se sientan tocados: la luna está activada por una cuadratura a Neptuno en Piscis y la ganas de un amor ideal nos sobrepasan.

Para Aries y Escorpio puede ser un tiempo de incomodidad porque desearían tener la posibilidad de avanzar sin medir tanto y, sin embargo, los pies están en una especie de pantano. Gran momento para incorporar la paciencia y la presencia, hacer lentamente y paso a paso para aprender a no llevarnos todo puesto. Inclusive a quienes queremos.

Tauro y Libra pueden estar pasando por un momento muy concreto y realista, materializar puede ser algo cómodo para Tauro pero no para Libra, que preferiría quedarse en las posibilidades de elegir. Es importante que los objetivos que se están poniendo para estos días tengan como meta la propia felicidad como una construcción para toda la vida (lo que significa dejar de escuchar lo que debería estar haciendo para hacer lo que amo).

Géminis y Virgo están fuera de su ambiente conocido porque les puede estar resultando difícil definir lo que quieren comunicar, pero al mismo tiempo en una gran posibilidad de hacerlo desde un lugar más maduro para estos signos tan racionales: lo emocional e intuitivo.

Cáncer, por oposición, tiene la posibilidad de poner en palabras lo que le suele arrasar el corazón, o las tripas. Tiene la chance de aprender a poner un poco de paños fríos a la movida emocional y no dejarse llevar por una ola de emotividad.

Leo, como siempre durante el 14 de febrero, se encuentra en un proceso de mayor amor colectivo y de amor por lo que lo saca de lo conocido. Pero esta vez lo hace afirmando una visión de futuro que rompe con una tendencia a la autocompasión y la autodestrucción.

Sagitario, se encuentra en un proceso similar a Leo, pero vibrando un poco lo que había experimentado hace 12 años, no porque se repita, pero sí porque puede tener el mismo sabor a “posibilidad”.

Para Sagitario cualquier cosa es posible en este momento y puede estar experimentando la sensación de que ahí afuera hay mucho más de que lo imagina.

Capricorniocomenzó un periodo muy cómodo a principio de 2018 que refuerza su sensación de que todo es mejor si lo hace solo o sola, sin embargo crecemos cuando salimos de la zona de confort y no hay nada que nos haga salir más de ella que el amor. Capricornio tiene todo a su favor, el amor le ablanda, le incomoda, pero también le llena la panza que suele estar fría.

Acuario se encuentra este tiempo con la posibilidad de renovación, con el deseo propio como impulsor de cambio, y también cierra un ciclo que se abrió en el 2010.

Por último, Piscis desborda, como siempre. Exceso de ganas y exceso de emoción. El aprendizaje más importante para estos días es poner los papeles en orden escuchando a la intuición. Y esto no implica exclusivamente ordenarse una o uno mismo sino también poder nombrar, decir para que lo que siento no quede flotando en una nube de vapor, porque nombrar me hace conocer y materializa eso que de otra forma solo queda en deseo.

Feliz dia de San Valentin!! Asun Vidal.

Escribir un comentario

*

LLÁMANOS AHORA