Pautas para distinguir a buenas videntes y tarotistas en consulta telefónica

Pautas para distinguir a buenas videntes y tarotistas en consulta telefónica

[Total:1    Promedio:5/5]
Pautas para distinguir las buenas praxis en el Tarot

Hoy quiero responder a una pregunta que nos hacéis con frecuencia, ¿cómo puedo reconocer una buena tarotista?

Actualmente, no es tarea fácil. Han proliferado muchos “pseudo profesionales” sin escrúpulos en el mundo del tarot y la videncia que están haciendo mucho daño a la profesión.

Un tarotista o vidente es un profesional serio que cuenta con años de experiencia y que no emite juicios de valor cuando es consultado por un cliente.

El tarotista se hace y el vidente nace, es el tarot u otra mancia la que lo elige a él.

Primero siente que tiene una intuición que le hace sentir y ver acontecimientos del futuro y, después, es llamado por una mancia, que le ayuda a focalizar y a comprender lo que intuye de una manera natural. Estudiar Tarot lleva varios años de trabajo, que son los que les capacitan para poder dominar el significado de las 78 cartas, distribuidas en arcanos mayores y menores, con sus diferentes combinaciones. Por lo general, los videntes y tarotistas empiezan a desarrollar sus capacidades jóvenes.

Cualquier vidente o tarotista fiable en consulta telefónica si es profesional, te escuchará, pero no te interrogará, desconfía si te hace demasiadas preguntas. Para que la consulta sea efectiva sólo necesita saber qué es lo que te preocupa y datos básicos, como el nombre, tu fecha de nacimiento o edad y el horóscopo.

Se preocupará por explicarte las cartas que van apareciendo y como interfieren según se va desarrollando la consulta.

Se concentrará plenamente en la tirada y no dejará que nada alrededor perturbe su concentración.

No te dirá inmediatamente que tienes “mal de ojo” y que necesitas un trabajo adicional porque, aunque la magia existe, en nuestra larga carrera en el tarot y la videncia, nos hemos encontrado con muy pocos casos, lo normal es que si estás atravesando una mala racha sea fruto de problemas que tienen solución y no de un “mal de ojo” y menos si la consulta es telefónica.

Si una tarotista menosprecia su trabajo ofreciéndolo a un precio “anormalmente” bajo, desconfía, el tarotista cobra lo que vale, un precio justo. Los precios excesivamente altos tampoco garantizan los mejores videntes.

Si te piden dinero extra para rituales que no has pedido, desconfía…Normalmente en las consultas teléfonicas se pueden elegir los minutos y cerrar el precio antes de empezar la consulta.

Un buen vidente te dirá la verdad, aunque te duela, y no te dirá lo que quieres escuchar, siempre con tacto y mostrándote una solución.

La sinceridad es muy importante en nuestro trabajo porque es nuestro nivel de aciertos lo que nos hace fidelizar clientes y construir la confianza de las personas que nos llaman para pedirnos ayuda.

Un buen tarotista es constructivo, te ayuda a abrir caminos y puede ver qué es lo que más te conviene.

Te guiará, en tus momentos de duda, para que veas con claridad todas las opciones que se presentan en tu vida, con empatía, honradez y sinceridad.

Si el tarotista duda y no te habla con seguridad, debes desconfiar porque si no es capaz de construir un ambiente de paz y seguridad, nos indica que es inexperto y, por tanto, podría crearnos más ansiedad y la consulta no habrá servido de ayuda.

Malas praxis en el Tarot

Estos rasgos suelen ser comunes a los “falsos videntes”: son demagogos, tienen siempre la razón, son prepotentes y egoístas, sólo le importa el dinero, son dominantes y egocéntricos, pretenden cobrarte “extras” por salvarte de no se sabe muy bien qué. Cuelgas el teléfono y no has resuelto tus dudas sino que tienes más.

Si durante la consulta el tarotista va acertando, tanto cosas de tu pasado como de tu presente, se creará un ambiente de confianza mutuo, armónico. Los datos y la precisión de las predicciones también son importantes.

Un buen tarotista te guiará en el futuro con datos precisos, describiéndote hechos ordenadamente para que comprendas que sabe manejar bien su mancia y te transmitirá seguridad.

Un buen vidente nunca te hablará sin delicadeza, te dirá la verdad, pero destacará los aspectos positivos que vea y te mostrará los caminos que se abren a tu alrededor.

Si sientes que conectas con un vidente o tarotista, éste notará tú confianza y podrá predecirte mejor el futuro.

Algunas personas sienten miedo de lo que se pueda ver en el futuro y se ponen nerviosas impidiendo que el tarotista pueda entrar en su mundo y entonces le resultará más difícil ver tu futuro. Es fundamental que te sientas tranquila y relajada para que el vidente pueda hacer bien su trabajo, recuerda que una buena conexión es garantía de predicciones certeras.

 Características del buen Tarot

Estos son los rasgos que definen a los buenos videntes o tarotistas : son nobles, dulces y cariñosos, te transmiten paz y seguridad, gozan de sabiduría, son elevados espiritualmente y no tratan de convencerte de nada.

Siempre están dispuestos a escuchar para poderte ayudar y no juzgan ni dan dictámenes.

Cuando te decidas  realizar una consulta de tarot telefónica intenta buscar referencias. También es importante llamar a un sitio y saber quien te atiende, su horario y las mancías que usa, huye de los callcenters donde cada día personas distintas atienden las consultas y nadie conoce a nadie, hoy son María y pasado Margarita, no hay referencias personalizadas de la gente que trabaja allí.

Espero de corazón que os hayan resultado útiles estos consejos para encontrar buenos profesionales. En nuestro equipo de Tarot NO hacemos trabajos extraños, no cobramos nada aparte de la consulta, sólo los minutos que vosotras nos solicitáis.

Además ya sabéis que nuestro equipo tiene un alto nivel de aciertos y premiados también por la guía de Tarot y Videncia.  Siempre escuchamos las opiniones y recomendaciones de clientes  para que podáis depositar en ellos vuestra confianza.

Como siempre, estoy encantada de atenderte y de ayudarte.

Bendiciones !!

Asun Vidal.

Escribir un comentario

*