Octavius, El Barco Fantasma

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

El misterio del Octavius: un barco fantasma del siglo XVIII que fue descubierto con el cuerpo del capitán congelado en su escritorio, todavía sosteniendo su pluma…

La tradición marítima está repleta de historias sobre barcos fantasmas, embarcaciones que navegan los océanos del mundo dirigidas por una tribulación de espectros y que nunca llegan a puerto. Sin embargo, y aunque hay muchas otras más famosas como la del Holandés Errante, la que traemos en el artículo de hoy es una de las más horripilantes jamás contadas. Se trata del misterio del Octavius… ¿te atreves a conocerla?

Su relato comienza en el año 1761, con el Octavius amarrado en el puerto de Londres para almacenar una carga destinada a China. Esta majestuosa nave dejó tierra con una tripulación completa, el patrón, y su mujer e hijo. Todo transcurrió con normalidad y tras varias semanas descargaron su contenido en el país oriental. Entonces fue cuando retornaron a la mar una vez que el barco fue de nuevo llenado de provisiones y recursos de comercio para el territorio británico. No obstante, algo les haría no volver a ver Inglaterra.

El capitán de la embarcación decidió navegar de vuelta a su hogar por el Pasaje del Noroeste, pues el clima era en aquella época inusualmente cálido y esperaba así ahorrar tiempo. Fue el último momento que cualquier persona llegó a escuchar de la estructura de madera, su tripulación, o su carga. El Octavius fue declarado perdido. El 11 de octubre de 1775, el barco ballenero Herald estaba trabajando en las gélidas aguas de Groenlandia cuando detectaron una nave que se acercaba.

Cuando estuvo lo suficientemente cerca, la tripulación observó que la estructura había sido golpeada por el clima, las velas estaban desgarradas y colgando sobre los mástiles. El patrón del Herald ordenó un grupo de abordaje para registrar la nave, que determinaron como el Octavius. El equipo que se aventuró a su cubierta la encontró desierta.

Desbloquearon la escotilla y descendieron por la escalera hasta la oscuridad de abajo, donde se encontraron con una horrible visión.

Hallaron a la entera tripulación de 28 hombres congelados hasta la muerte en sus camarotes. En la cabina del capitán, lo detectaron sentado frente a su escritorio, con su pluma aún en la mano y el libro de bitácora abierto.

El tintero y otros útiles del día a día estaban situados aún en su sitio original en la mesa. Volviendo la vista, vieron a una mujer enrollada con una manta en una litera.

Estaba totalmente congelada, junto al cuerpo de un joven muchacho.

 

El grupo explorador estaba aterrorizado, y agarrando el diario de a bordo, salieron del Octavius. En su apresurada huida perdieron algunas páginas del medio que se encontraban congeladas y se habían soltado del cuaderno. Llegaron de vuelta al Herald con solo las primeras y las últimas hojas de este documento, que fueron suficientes para que el patrón del Herald determinara por lo menos una parte de la historia de su travesía…

El capitán del Octavius había intentado navegar por el Pasaje del Noroeste, pero su embarcación quedó atrapada entre el hielo del Ártico, y todos los tripulantes perecieron. La última localización registrada fue 75N 160 E, lo que situaba al Octavius a 400 kilómetros al norte de Barrow, Alaska. Entonces, dedujeron que en algún punto se había desligado del hielo y completado su viaje a través del pasaje hasta llegar al otro lado, donde encontró al Herald cerca de Groenlandia.

Los trabajadores del Herald estaba atemorizados del Octavius y creían que estaba maldito, así que simplemente lo dejaron a la deriva. Hasta este día, no ha vuelto a ser visto. Esto genera una excelente historia de miedo para contar cerca del fuego. ¿Se llegó a hundir eventualmente esta misteriosa nave o continúa desplazándose por los mares con una tripulación de esqueletos al timón? Así llegamos al final de nuestro artículo, esperamos que te haya inspirado o al menos entretenido.

Fuente: www.paraloscuriosos.com

Llamar Visa
Llamar 806