Mónica: “Mi hija pequeña jugaba con su amigo imaginario, pero allí olía a carne putrefacta”

Mónica: “Mi hija pequeña jugaba con su amigo imaginario, pero allí olía a carne putrefacta”

[Total:1    Promedio:4/5]
Mónica se ha puesto en contacto con ‘Cuarto Milenio’ para contarnos la espeluznante historia que tuvo lugar en su familia hace unos años.

Cuando su hija era pequeña, comenzaron a notar que la niña se comportaba de forma extraña y hablaba con un supuesto amigo imaginario. Hasta aquí prácticamente todo normal, puesto que muchos pequeños acuden a estos niños invisibles para jugar.

Sin embargo, en la habitación de la pequeña, y solo en algunos puntos, se percibía un desagradable olor, como a carne putrefacta que se alojaba siempre en un lugar exacto de la estancia. La niña continuó hablando, cada vez más, con su presunto amigo imaginario al que llamó ‘Jesús’.

Cuando llegó el hermano pequeño, la familia decidió mudarse, y algo realmente extraño sucedió: esta vez el olor putefacto se alojó en la habitación del bebé, el mismo olor en una casa distinta y de nuevo junto al pequeño de la familia.

Puedes ver la entrevista completa aquí:

Fuente: www.cuatro.com

 

Escribir un comentario

*