Fallece Henrik de Dinamarca, marido de la reina Margarita II

Fallece Henrik de Dinamarca, marido de la reina Margarita II

[Total:1    Promedio:5/5]

Henrik de Dinamarca, marido de la reina Margarita, ha fallecido a los 83 años. Recordamos algunos momentos de uno de los miembros más díscolos de la realeza.

Muere Henrik de Dinamarca

El príncipe Henrik de Dinamarca ha muerto a los 83 años después de que el 9 de febrero la Casa Real danesa anunciara que había “empeorado mucho”.

Una noticia que hizo que su hijo, el heredero al trono, regresara inmediatamente de un viaje que estaba realizando en Corea del Sur con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno para estar a su lado.

Miembro de la realeza

Hijo de los condes de Monpezat, se dio el ‘sí, quiero’ en 1967 con la ahora reina Margarita de Dinamarca. Fruto del matrimonio nacieron sus dos hijos, Federico, heredero a la Corona, y Joaquín.

Eterno príncipe

Si bien desde el momento de su boda abogó por ser considerado rey en lugar de príncipe consorte, nunca consiguió ese título que tanto le hubiera gustado y al que renunció en el año 2016.

Demencia senil

A mediados de 2017 la Casa Real anunció que padecía demencia. Una enfermedad que explicaría buena parte de su conducta reciente, como cuando aseguró que quería ser enterrado junto a su mujer.

Muy polémico

En sus últimas apariciones públicas fue protagonista de varios escándalos. Muy recordada es la ocasión en la que aseguró que no quería ser enterrado junto a su mujer en el mausoleo de la catedral de Roskilde: “Ella me toma por un payaso.

No me he casado con la reina para ser enterrado en Roskilde. Si ella quiere que me entierren a su lado, tiene que nombrarme rey consorte, eso es todo”, dijo en aquel momento.

Sin pelos en la lengua

Muy recordada es la ocasión en la que, durante una entrevista, dijo que “los niños son como los perros o los caballos.

Deben ser domesticados con el fin de tener una buena relación con ellos. Yo mismo he recibido alguna bofetada de vez en cuando y no sufrí daño alguno”.

Querido y recordado

Polémicas aparte, Enrique de Dinamarca deja un gran vacío en su familia y en la realeza europea pues, a pesar de tener una actitud rebelde, era un hombre muy querido.

Buena relación con Isabel de Inglaterra

Henrik de Dinamarca era uno de los ‘royals’ más carismáticos. La reina Isabel II siempre le recibía con la mejor de las sonrisas. Una imagen histórica.

El delicado momento de Margarita

Una de las personas que más va a acusar su ausencia es Margarita de Dinamarca. Su mujer ha vivido con mucha tristeza el empeoramiento paulatino de su marido y ahora se ha refugiado en los brazos de los suyos.

Declaraciones difíciles de olvidar

Sus palabras serán difíciles de olvidar y no siempre han sentado bien a su entorno. Es de sobra conocida la ocasión en la que aseguró que las mujeres “no tienen trabajo a tiempo completo y que el hombre es el que manda en casa”.

El príncipe Henrik de Dinamarca ha muerto a los 83 años después de que el pasado viernes 9 de febrero la Casa Real danesa anunciara que había “empeorado mucho”. Una noticia que hizo que su hijo, el heredero al trono, regresara inmediatamente de un viaje que estaba realizando en Corea del Sur con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno para estar a su lado.

El padre del príncipe Federico, al que se le descubrió recientemente un tumor benigno en el lóbulo pulmonar izquierdo, llevaba más de una semana hospitalizado en Copenhague debido a una neumonía de la que no se ha podido recuperar. Posteriormente fue trasladado al Castillo de Fredensborg para pasar allí sus últimos momentos.

Hijo de los condes de Monpezat, se dio el ‘sí, quiero’ en 1967 con la ahora reina Margarita de Dinamarca. Fruto del matrimonio nacieron sus dos hijos, Federico, heredero a la Corona, y Joaquín. Si bien desde el momento de su boda abogó por ser considerado rey en lugar de príncipe consorte, nunca consiguió ese título que tanto le hubiera gustado y al que renunció en el año 2016. Un año y medio después, la Casa Real anunció que padecía demencia.

En sus últimas apariciones públicas fue protagonista de varios escándalos. Muy recordada es la ocasión en la que aseguró que no quería ser enterrado junto a su mujer en el mausoleo de la catedral de Roskilde: “Ella me toma por un payaso. No me he casado con la reina para ser enterrado en Roskilde. Si ella quiere que me entierren a su lado, tiene que nombrarme rey consorte, eso es todo”, dijo en aquel momento.

De hecho, siempre destacó por no tener pelos en la lengua y compartir realmente lo que pensaba, algo no muy común entre los miembros de la realeza. Si bien sus palabras no siempre han sentado bien a su entorno, ha dejado algunas que serán difíciles de olvidar.

Es de sobra conocida la ocasión en la que aseguró que las mujeres “no tienen trabajo a tiempo completo y que el hombre es el que manda en casa” y cuando señaló en una entrevista que “los niños son como los perros o los caballos. Deben ser domesticados con el fin de tener una buena relación con ellos. Yo mismo he recibido alguna bofetada de vez en cuando y no sufrí daño alguno”.

Polémicas aparte, Henrik de Dinamarca deja un gran vacío en su familia pues, a pesar de tener una actitud rebelde, era un hombre muy querido.

Fuente: www.semana.es

Escribir un comentario

*

Llamar Visa
Llamar 806