Clases de Hechizos de congelamiento

Clases de Hechizos de congelamiento

[Total:0    Promedio:0/5]

Las bajas temperaturas se utilizan en magia para paralizar lo negativo. Si queremos alejar de nosotros un mal o romper con algo o alguien que nos perjudica, lo mejor es ‘congelarlo’, así toda su fuerza y poder sobre nosotros muere.

Congelamientos

Los hechizos de frío se usan para crear una barrera de defensa ante la adversidad y las cosas que nos dañan. Se llaman ‘congelamientos’ y nunca se harán para dañar a nadie, simplemente para detener las acciones que nos perjudican, para lograr distanciamientos o para que alguien que rivaliza con nosotros no reciba un beneficio que no merece.

Para neutralizar la mala suerte. Coloca dentro de un tarro de cristal una espiga, una estrella pintada o recortada y un objeto o amuleto que te traiga suerte. Si quieres fortuna en el amor, agrega una flor roja y si deseas salud, una blanca. Ciérralo y guárdalo en el congelador o en el lugar más frío de la nevera, donde deberás dejarlo un año.

Si es preciso, anota la fecha del congelamiento, ya que deberás esperar al siguiente año para deshacerte de él y renovarlo. Para superar una prueba (estudios, trabajo…). Coge un libro viejo y escribe en sus hojas, bien grande, aquellos miedos e inseguridades que harían que fracasaras en tu prueba. Espolvorea sal gorda entre las hojas del libro y congélalo.

Puedes reforzar el hechizo metiendo también una imagen (una foto del profesor, el logo de la empresa, un coche si es el carné de conducir lo que se resiste…)

Rituales con hielo

El hielo también se usa en la ‘magia fría’ pues el agua que contiene es capaz de purificar y limpiar aquello que se encuentra contaminado, dejándonos un espacio abierto para plasmar nuestras acciones. El agua, además, calma por lo que se usa para apaciguar, alejar el enfado, calmar el dolor, etc.

Para alejar a los que te dañan. Escribe con un rotulador negro el nombre completo de esa persona que deseas que desaparezca de tu vida o que deje de perjudicarte. Podrás agregar otros datos como fecha de nacimiento, dirección, etc.

En otro papel escribe con rotulador rojo los motivos por los que quieres alejarla de ti. Dobla los papeles y colócalos en un vaso con romero y ruda.

Llénalo con agua y congélalo. Para reforzar el poder neutralizador del ritual puedes congelar una pertenencia o foto de esa persona.

Para congelar la soledad. Coge una hielera con varios compartimentos, llénalos de agua y añade en cada uno: canela, chocolate rallado o en polvo, miel, aceite de lavanda, lentejas, pipas de girasol peladas y un mechón de pelo tuyo o un objeto personal que quepa (un anillo, por ejemplo).

Reserva un hueco para un papel doblado en el que habrás escrito y tachado la palabra ‘soledad’. El efecto de este congelamiento dura un año. Podrás repetirlo pasado ese tiempo.

Defensa Helada

Ante personas o situaciones que nos dañan (un disgusto, una enfermedad, un enfrentamiento, una racha de mala suerte).

Cómo se trata de poner simbólicamente en el congelador aquello que deseamos alejar. Puede ser a través de una foto, un objeto personal, un recorte de periódico o un papel en el que escribimos lo que deseamos paralizar.

Todo puede ser congelado si es portador de malos recuerdos o mala energía.

Escribir un comentario

*

Llamar Visa
Llamar 806